7 CONSEJOS PARA AFONTAR EL CALOR EN EL LUGAR DE TRABAJO


Trabajar bajo temperaturas elevadas es muy incómodo y, además, puede llegar tener impacto negativo en nuestra salud. Por ello conviene seguir las siguientes pautas para así minimizar los efectos del calor en el entorno laboral.



1: UNA HIDRATACIÓN ADECUADA


La hidratación en verano es muy importante, y si el trabajo se desarrolla al aire libre, es fundamental. Debemos beber agua con frecuencia, en su defecto puedes optar por zumos de frutas, refrescos o bebidas isotónicas, al menos dos litros diarios, aunque no tengamos sed.


2: EXPOSICIÓN SOLAR


Evita la exposición directa durante las horas centrales del día. Protégete con gafas de sol, protección adecuada para tu piel y sombrero o gorra.



3: AIRE ACONDICIONAO


Si por el contrario tu puesto de trabajo se encuentra en interior, debes tener precaución con el aire acondicionado y los contrastes extremos de temperatura.



4: HACER DESCANSOS


En el trabajo, conforme suben las temperaturas, las pausas deben ser más largas y frecuentes.

En los días calurosos de verano es una buena idea realizar pequeños descansos en lugares más frescos que el propio puesto de trabajo.


5: COMIDAS LIGERAS



Para combatir las altas temperaturas es mejor optar por comidas ligeras y con un alto porcentaje en agua como las verduras, ensaladas, el gazpacho y el salmorejo

Las comidas ligeras son las que más favorecen la digestión.


6: VESTIR CON ROPA LIGERA


No se debe acudir en chanclas, pantalones o faldas demasiado cortos, ni con camisetas deporti


vas sin mangas. Pero esto no implica tener que pasar calor, usa una vestimenta más ligera, con tejidos naturales y colores claros que prevengan la sudoración excesiva.


7: ILUMINACIÓN Y HUMEDAD


Es importante especialmente en verano y en los días más calurosos, adaptar la luminosidad del lugar de trabajo y la humedad, ya que un ambiente muy seco, oscuro o demasiado luminoso puede crear un ambiente incómodo.


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo